13
Ago
Off

Le destaparon toda la cañería


Esta rubita está a punto de cumplírsele el sueño de su vida cuando al llamar al fontanero para que le arreglara la cocina, golpearon a su puerta no uno sino dos! Con cuerpos esculpidos y dueños de enormes y gordas pollas, los chavales estaban dispuestos no solo a arreglar las cañerías de la cocina sino a destapar las de esta apetecible tía que mostraba unas enormes y duras tetas y un culo de la ostia! La muy zorra había resultado una entendida en el manejo de dos pollas a la vez y mientras se tragaba el rabo de uno de los tíos, el otro le comía el chocho mientras ella relinchaba como una yegua. Luego de tamaña mamada una buena cepillada estaba bien merecida y no se hicieron esperar, ambos chavales comenzaron a follarse a la calentorra hundiendo sus cipotes en el coño y el culo y embistiendo una y otra vez corriéndose al unísono en medios de gemidos de placer.